Girona Temps de flors

2015-05-20

La pasada semana, tuve la suerte de participar en la 60ª edición de Girona Temps de Flors. Para los que no sepáis lo que es o únicamente hayáis oído campanas, os voy a contar en qué consiste.

Cada mes de mayo, Girona se llena de flores durante diez días. Imaginaos un mar de flores cubriendo más de un centenar de patios, jardines y monumentos.

Maria Cobarsí fue la impulsora de esta iniciativa y ha logrado implicar a toda una ciudad para plasmar con flores su amor por Girona. El evento implica meses de preparación y coordinación. Las brigadas del Ayuntamiento, formadas por jardineros, electricistas, carpinteros, herreros e, incluso, voluntarios trabajan incansablemente para conseguir que la fiesta sea un éxito año tras año.

Gracias al esfuerzo y a la dedicación, los gerundenses han conseguido que esta festividad sea reconocida incluso internacionalmente. Gracias a ello, Girona fue escogida por la revista National Geographic como uno de los 10 mejores destinos turísticos del mundo. Impresionante, ¿verdad?

En mi caso, se ha tratado de un trabajo de voluntariado del que me siento muy orgullosa. Empecé a colaborar en 2007 y, desde entonces, me sumo cada año a la fiesta. Cuando estoy en pleno montaje, hecha un manojo de nervios porque no llegan las flores o se ha roto una pieza, pienso que no volveré a hacerlo. Pero siempre repito. Con cada edición, me he situado en espacios mejores y, cada vez, he aprendido cosas nuevas: qué plantas son más aconsejables para lucir perfectas durante 10 días, cómo asegurar bien los ramos… detalle a detalle es cómo esta cita anual se convierte en algo mágico y también diferente.

En esta edición, formamos equipo con Mariona Muñoz y nos cedieron el Tepidarium de los Baños Árabes. Es un espacio muy especial, está lleno de historia y uno de los más visitados de Girona. Quisimos realizar algo espectacular. Y creo que lo conseguimos.

Montamos un circo con la ayuda de la brigada del Ayuntamiento, que nos hizo una carpa muy llamativa. Colocamos las flores en peanas circenses, realizadas con una malla para decorar con rosas en dos colores. Las cubrimos con madera pintada de blanco con una estrella.

En el fondo de la carpa, situamos un trapecio floral con la malabarista. Todos los elementos del circo fueron elaborados en metacrilato fluor. Dibujamos los contornos y Plastic Express nos ayudó a cortarlos con láser y el suministro del metracrilato. Decoramos varios hula hoops con flores. Colocamos varios sombreros de copa, recubiertos con paniculata y rosas para lograr el toque romántico y conectamos los espacios con guirnaldas de bombillas. ¡Todo listo para la función!

Si os ha gustado el espectáculo, os invito a visitar el próximo en Girona Temps de flors. Será el año que viene, pero os aseguro que la espera valdrá la pena.

Eva

Las fotos no són de muy buena calidad, porque cuando terminamos no estabamos para fotos! Pero espero en unos días tener algunas de los fotógrafos profesionales del Temps de Flors

Compartir

Añadir un comentario

 (con http://)